Blog Smartbites
Buscar   Regreso a las entradas

Un sillón, música y tequila


Tragos por el amor y sus fracasos                                                                                                                                                         Escrito por Ana Rivera+


La dama del tequila, Chavela Vargas, se define en su biografía: "Me tomé más de 45.000 litros de tequila y aún puedo donar mi hígado”

Las amarguras no fueron amargas cuando las cantaba Chavela Vargas, y sin embargo… Sabina, prefería tomarse un tequila por cada duda. Le sobraron 6 tequilas, le faltó una mujer, le faltó corazón, le sobraron 5 estrellas de hotel de ocasión.


Bien clavado, esta Maná, bebiendo tequila pa’olvidar y sacudirse así el dolor.

Rock and roll en la plaza del pueblo tocaba Ariel Rot de Tequila, en el Madrid de La Movida, para que todos saltásemos con ellos. Es Loquillo quién traslada, con sabor de veterano, gotas de inspiración, tres cuartos de talento y un tequila reposado a los nostálgicos del Madrid de entonces. Café Quijano intenta dejarlo después de tanto tequila, nada de disgustos sé que despierto y llegan los sustos. Hombres G escribe desde el bar de un hotel esperando por la botella de tequila para emborracharse en su honor, y a la salud de México.

Desde la cuna del tequila, llega Thalia queriendo un amor a la mexicana: de cumbia, huapango, son, tequila, tabaco y ron. Paulina pedía un tequila para olvidarse del amor, mientras que Julieta Venegas, lo quería, simplemente con limón y sal, tal y como estás.


El catalán Rafa Pons grit
aba que tal vez un día sentemos la cabeza, y sin alcohol pidamos las cervezas, de momento ponme una bien fría y alíñala con un poco de tequila. Cuando te conoció te reconoció por tus botas y mientras tomabas tequila dejasteis atrás dos almas rotas, era tan hondo el dolor de Calamaro, que se fue porque no podía cambiar de corazón como de sombrero sin haber sufrido primero. La Quinta Estación le intenta contar que todo va bien aunque no se lo crea, eso sí, tras varios tequilas las nubes se van pero el sol no regresa. Ska-p les propone que con un chupito de tequila todo empieza a mejorar. 


Al Norte, Manu Chao da la bienvenida a Tijuana con tequila, sexo y marihuana. Y al Sur Frida Kalho se despedía con un "Doctor si me deja tomar este tequila le prometo no beber en mi funeral”. 

Ya lo cantaba la Llorona:

Tómate esta botella conmigo

En el último trago nos vamos




Escrito el  15 Jul 2015 11:24 en arte  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web