Blog Smartbites
Buscar   Regreso a las entradas

Sexo y vino, la pareja perfecta


Sexo y vino, la pareja perfecta

Escrito por Inés Pavón+

 

Febrero. El mes después de la cuesta de enero, el fin de los agobios post-navideños, el comienzo de un largo recorrido de dietas inacabadas, el mes del frío, de los temporales y de la nieve pero, sobre todo, febrero es el mes del amor. Pese lo que pese a muchos, el mundo capitalista ha ganado, tiñendo de rojo y corazones este segundo mes del año. Se despierta el erotismo en torno a ese día 14, el día del amor con mayúsculas, del romanticismo, de las cenas, y lo que no son cenas, del deseo, de copas brindando por amores infinitos... Y en el centro de todo, una promesa eterna alrededor de un brindis casi ceremonioso. Y en ese vaivén de copas, una pieza que determinará, con mucho, el devenir de la noche. Un vino tinto, cuidadosamente estudiado, con una intención clara: incluir en la escena el elemento afrodisiaco.

Si bien la capacidad del vino tinto de generar sensaciones de libertad, arrojo y fuerza es de conocimiento general, no son muchos los teóricos que se hayan centrado en cómo el vino tinto lidera este proceso de exhibición generalizado en el cuerpo humano, sobre todo en el caso de las mujeres. Estudios de la universidad de Florencia, publicado en el Journal of Sexual Medicine, achacan los cambios de comportamiento inferidos por el tinto sobre el sexo femenino a que genera un aumento de estrógenos, incrementando sus respuestas sexuales.

Así, más allá de sus beneficios cardiovasculares y gracias a sus antioxidantes, como agentes que potencian el deseo sexual, el vino tinto se convierte en un acelerador de los sentidos, provocando desinhibición a nivel cerebral. Los estímulos que genera, procedentes de la abundancia de polifenoles y flavonoides, mejoran el riego sanguíneo, provocando el deseo en la mujer y afianzando la correlación positiva entre el consumo de vino tinto y la salud sexual.

De forma paralela, también el vino tinto provoca efectos colaterales en los hombres. Como excelente vasodilatador, mejora la llegada de sangre a todas las partes del cuerpo, favoreciendo así, el deseo y, finalmente, la erección. Importante es aquí su consumo en su justa medida, puesto que, si bien tiene cualidades positivas, el exceso puede acabar por inhabilitar al jugador masculino.

El aumento de respuestas sexuales causadas por el vino tinto es el justificante de las bacanales retratadas en tantas escenas lideradas por el dios griego del vino, Dionisos, o Baco según prefieran. Por sus venas corría la sangre de su abuela Afrodita, y si juntamos la lujuria, a la que ésta encarna, con el detonante del vino, el resultado es una explosión sensitiva y frenética. El estadio perfecto para un rojísimo día 14 de febrero.

Pero lo afrodisiaco no se acaba con el vino, ni mucho menos. Son múltiples los alimentos que contienen compuestos químicos vitamínicos que ayudan biológicamente a tener una mejor vida sexual. Entre los principales destacamos los siguientes, como quizás, buen acompañamiento del menú de San Valentín:

Alimentos afrodisiacos

CHOCOLATE

Gracias a la feniletilamina y teobromina aumenta los niveles de serotonina, relacionados con el deseo sexual.

MEJILLONES, ALMEJAS Y OSTRAS

Aportan ácido aspártico D y NMDA (N-mentil-D-aspartate), causando el aumento en la producción de testosterona y estrógenos.

ANÍS

Sus semillas, obtienen efectos estimulantes.

CANELA

Esta especia estimula el riego sanguíneo en la zona abdominal y genital, tanto en mujeres como hombres. Promueve la excitación y, en el caso del hombre, permite alcanzar y mantener la erección.

ESPÁRRAGOS

Su contenido en potasio, fibra, vitamina B6, vitaminas A y C, tiamina y ácido fólico, favorece la producción de histamina, esenciales para el orgasmo.

VINO TINTO

Su alto contenido en antioxidantes mejora el flujo sanguíneo hacia todas las áreas del cuerpo.

FRESAS

Mejoran el riego sanguíneo y estimulan las glándulas endocrinas y el sistema nervioso.

MIEL

Rica en mineral boro y en vitamina B, eleva los niveles de testosterona en la sangre.

REGALIZ

Estimula los estrógenos de la mujer y aumenta el flujo de sangre en el miembro viril.

AJO

Contiene alicina, compuesto que favorece el riego sanguíneo y facilita la circulación.

AGUACATE

Su poder afrodisíaco se encuentra en su semilla,  con alto contenido en vitaminas D y E.

GARBANZOS

Su alto contenido en Zinc asegura el aumento de la lívido y el deseo sexual.

PLÁTANOS

Gracias a sus componentes Potasio, magnesio, vitamina B y bufotenina enciende la libido y mejora el estado anímico.

 

Como vemos, la variedad de alimentos afrodisiacos es amplia, pero el mejor acompañamiento es el vino tinto. Conseguir el maridaje perfecto, con unos entrantes de marisco, con un postre con canela, miel o chocolate, es el cometido de este día de San Valentín o de cualquiera de los otros 364 del año. No sabemos si por sus beneficios cardiovasculares o por sus efectos afrodisiacos, pero, mito o realidad, en zona de vinos hay mejores amantes y, sino, que se lo digan a Rafaela Carrá: Para hacer bien el amor, ¡hay que venir al sur!.









Escrito el  11 Feb 2015 18:23 en vino  -  Enlace permanente

Comentarios

Eso es! Y por si fueran pocos alimentos afrodisíacos hay variedad de aceites, cremas, inciensos, bebidas y etc, de venta en sex shops.
Redactado por: Ana - 14 Abr 2015 19:22

Escribe un comentario

El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web